Ángel Bizcarrondo

 

Nacido en Burgos hace setenta años, con antecedentes vascos, cometió el error de estudiar ingeniería industrial, que luego quiso enmendar haciendo una oposición al Ministerio de Hacienda para finalmente devenir en inspector tributario, condición que le espantaba aún mas que la ingeniería que pretendía evitar. En el intento de huir de lo irremediable ha distribuido su vida profesional en periodos de la misma duración entre el sector público y privado, desempeñando cargos de responsabilidad en el Ministerio de Hacienda, en el primer periodo, y ha dirigido desde su fundación el Centro de Estudios Garrigues, en el segundo.

Aunque todavía no ha decidido lo que quiere hacer de mayor, siente una invencible curiosidad por cuestiones que sabe que nunca llegará a conocer, pero que le proporcionan el placer de conversar con buenos amigos.