La desgracia, por Cecilio de Oriol

 4,096 Visitas totales

La adversidad y la desgracia son fenómenos inherentes a la vida. Es evidente que para ser desgraciado o para vivir adversidades se exige ser consciente. Pero ese no es aquí el tema.

Si pensamos en una aproximación fenoménica a la desgracia y la adversidad en el ser humano encontramos una primera división en atención  su causas eficientes. Así la desgracia puede ser a) natural entendiendo por tal la que es producida por hechos que no tienen ni en su inicio ni en su desarrollo una participación humana plausible; b) provocada, cuando resulta de una acción humana ya sea esta intencional o no y c) dirigida cuando hay una victima previamente identificada por el agresor como objeto de su acción lesiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *